Lic. Ramiro Acevedo Suástegui
Responsable del Programa Brigada Loyola
Universidad Loyola del Pacífico
XV04
La Red Universitaria para la Prevención y Atención de Desastres en México (Unired), celebró su XV Reunión Plenaria en el puerto de Acapulco. La Universidad Loyola del Pacífico fungió como anfitriona de este importante evento anual que convocó a más de 100 participantes entre alumnos y miembros responsables. Para esta edición la universidad sede propuso un nuevo formato de actividades para los estudiantes, el cual tuvo como objetivo fortalecer los lazos de cooperación, amistad y sinergias entre los distintos Comités Estudiantiles.
De esta manera, jóvenes provenientes de Coahuila, Michoacán, Puebla, Cd. de México y Guerrero, participaron en el primer Campamento para Brigadistas Unired, un espacio en el que se construyeron aprendizajes vivenciales a través de diversas dinámicas que ayudaron a compartir experiencias, ideas, propuestas, creatividad, imaginación y amor por el servicio a los demás.
El primer día de campamento sirvió para la instalación de las tiendas de campaña, el reconocimiento del lugar y disfrutar de la alberca. La cena del jueves transcurrió entre bromas, con expectativas y emoción por comenzar las actividades. A la mañana siguiente los chavos despertaron al alba. Todos salían de sus tiendas al ritmo de música para bailar. Poco a poco los participantes se concentraron en el jardín principal. Los compañeros de “Halcones al Vuelvo” de la UVAQ ayudaron a iniciar el día con ejercicios de calentamiento y juegos para activar las neuronas que seguían dormidas. La primera sorpresa llegó con la formación de equipos; era momento de elegir un líder, pensar una identidad común, pero no sin antes desayunar. El comedor se llenó en un instante, definitivamente “barriga llena, corazón contento”.
XV12
Al terminar el desayuno, cada equipo eligió un espacio para diseñar su bandera y su porra. Por los rincones se escuchaba el eco de los “tiburones”, los “camarones” y los “dragones”. Al paso de un rato, los equipos se concentraron en el pasillo principal para demostrar su ingenio con la presentación de sus banderas y porras. Uno a uno los equipos derrocharon alegría que contagiaba e invitaba al júbilo de estar reunidos. Posteriormente se abrió un espacio para un breve descanso para luego iniciar con las capacitaciones. Para ello se contó con el apoyo de la Coordinación de Protección Civil y Bomberos de Acapulco por medio del Lic. Sabás Arturo De la Rosa Camacho.
Fue entonces que en el área de la alberca se impartía el taller de rescate acuático, junto a la laguna el taller de supervivencia, en el jardín principal el taller de búsqueda y rescate. Cada sesión con sus particularidades: atención a personas ahogándose, maniobras de movilización de lesionados, técnicas de elaboración de nudos, técnicas para encontrar agua, control de la respiración, administración de refugios temporales… De cada taller los brigadistas recogieron frutos que los motivaron a ser más observadores, conscientes de su entorno, ser seguros de sus capacidades, cuidar de sí mismos y de los demás.
Luego de un intenso trabajo en las capacitaciones, se otorgó un descanso largo para comer y que los compañeros de otros estados visitaran la playa, recorrieran la franja de arena a caballo, en cuatrimoto o simplemente dejarse abrazar por el calor de Acapulco.
A su regreso la siguiente actividad ya estaba preparada. Cada equipo se reunió alrededor de una mesa donde encontraron pinturas, pinceles y almohadas. Con música de fondo las almohadas comenzaron a tener color; se pintaban sobre ellas paisajes, frases, recuerdos, sueños, metas, buenos deseos… Cada integrante dejó una parte de sí en la almohada. Para concluir la dinámica los representantes de los equipos expusieron el trabajo plasmado en las almohadas sin saber el destino de sus creaciones: los hogares de los niños de las comunidades de Cacahuatepec, Acapulco.
La noche estaba por llegar, así que los participantes se dedicaron a ensayar las canciones que presentarían en el concurso de canto. Para la cena se había logrado la magia: se disolvieron las fronteras entre universidades. Ya no eran sólo los Lobos al Rescate, Halcones al Vuelo, Unión Azteca, Ibero CDMX o Brigada Loyola; todos eran Unired. Previo al concurso se realizó una reflexión alrededor de la fogata. Compañeros de cada universidad regalaron su sentir, sus conclusiones. Entre las palabras se escuchó algo que conectó a todos pues era verdad, una verdad en la que se comprendió que la diversidad de pensamiento y habilidades era la mejor forma de estar tejidos en Red: “Somos de diferentes partes y esa es la mejor parte”.
La segunda noche del campamento se iluminó con la Fiesta Costeña. El concurso de canto fue tan sólo el calentamiento para la singular diversión entre música de la costa, mezcal de sabores, toritos, sombreros de palma y coreografías. La fiesta cumplió su cometido pues los brigadistas disfrutaron al máximo la música y la buena vibra que emanaba de ese lugar. Finalmente, tocó el tiempo de dormir, aunque otros decidieron recibir al Sol.
En el último día de campamento los alumnos se unieron a los Responsables para la presentación de las iniciativas estudiantiles y los informes anuales. Los brigadistas de Halcones Al Vuelo hicieron la propuesta de trabajar bajo la premisa de Visión Vasco, una forma de labor comunitaria donde se pueda involucrar a los habitantes y promover la participación ciudadana. Lobos al Rescate de la Universidad Autónoma de Coahuila propuso la creación de más Comités Estudiantiles para fortalecer el trabajo que hacen en su región. Unión Azteca de la UDLAP expuso sus acciones como Comité de reciente creación, de igual forma los alumnos de la Universidad Iberoamericana Cd. de México con su propuesta de sensibilización hacia los problemas. Brigada Loyola por su parte presentó el proyecto de creación de aulas comunitarias de usos múltiples hechas con técnicas de bioconstrucción.
20170330_172510
La XV Reunión Plenaria de la Unired terminó y con ello la generación de compromisos para seguir con el crecimiento de la Red, la labor conjunta con otras organizaciones y por supuesto, el deseo de volver a verse en la XVI Reunión Plenaria en el marco de los festejos de XXV Aniversario de la Unired.
¡Enhorabuena a todos!

Por favor síguenos y da Like
Contenido reciente
Contenido anterior
XV Reunión Plenaria UNIRED